Técnicas para detectar mentiras, reconocer emociones con microexpresiones faciales y descubrir la infidelidad de tu pareja, un acercamiento científico a la verdad.

El Significado de la Infidelidad

Una forma eficaz para descubrir el engaño en la relación de pareja es conocer el significado de la infidelidad, es decir: desde un concepto subjetivo debes preguntarte ¿para ti qué significa infidelidad? Es fundamental que puedas comprender que tu respuesta a esta interrogante puede ser opuesta a la de la persona con quien compartes emociones, sentimientos y tu intimidad.

La Real Academia de la Lengua Española, (vínculo), define la infidelidad así:

  1. f. Falta de fidelidad.
  2. f. Carencia de la fe católica.
  3. f. Conjunto de los infieles que no conocen o no aceptan la fe considerada como verdadera

Definición Psicológica de Infidelidad

Es el engaño enlazado a una cadena de mentiras para sostener la deslealtad a una promesa, hecho que genera la incapacidad de mantener un compromiso sexual, afectivo o de cualquier otra naturaleza.

Impacto Emocional y Consecuencias

La infidelidad produce un efecto devastador en la víctima dejando heridas emocionales difíciles de sanar, algunos de los hechos catastróficos que produce son:

1. Dolor físico: 

Cuando la víctima se entera de la infidelidad siente un fuerte dolor en el pecho, presión en el tórax, dificultad para respirar, aumento de la frecuencia cardíaca y la intensidad del dolor es de 9 en una escala de 1 al 10, son los síntomas de un infarto miocárdico, aunque no se produzca el infarto, la persona engañada experimenta la sintomatología de un ataque cardíaco con la misma intensidad y dolor.

2. Dolor Emocional: 

La persona engañada al enterarse de la traición experimenta confusión y se pregunta ¿por qué?, ¿fue mi culpa?, ¿qué hice mal?, luego aparece el efecto devastador de la percepción que indica que el mundo, su realidad y su vida han sido destruidas, surge el dolor emocional y el sufrimiento similar al de la muerte de un ser querido; efectivamente algo muere, la confianza en el ser amado, la autoestima y la seguridad en sí misma.

En ocasiones quienes han tratado de recuperarse de otras heridas emocionales, deciden vivir en soledad y aislamiento social, para que nadie pueda lastimarlas, ni causarles más daño, porque se han cansado de recuperarse para ser lastimadas nuevamente, porque sienten que ya no queda nada que destruir y la vida duele cada vez que respiran.

3. Sufrimiento: 

El engaño causa un padecimiento constante, más allá del dolor emocional, se trata de la pérdida de las ganas de vivir, la apatía o falta de interés en la vida y los asuntos cotidianos, llanto repentino y frecuente, es la sensación de no desear recuperarse del daño, porque la vida pierde sentido, se siente una profunda tristeza que incluso repercute negativamente en la salud física.

¿Cuándo el Engaño se Convierte en Abuso Sexual?

El Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos, define la coerción sexual como una forma de agresión o abuso, una de las características que convierte el engaño en delito sexual es:

Que te mientan o te prometan cosas que no son verdad para que accedas a mantener relaciones sexuales.

Esto implica que el hombre casado que asegura estar separado o soltero, miente acerca de su vida, su realidad sexual y afectiva, y quien con mentiras induce a una mujer a tener sexo con él, comete abuso sexual, porque la mujer acepta tener sexo, pero bajo engaños.

Puede que exista atracción física, pero sí el hombre se vale de engaños para llevar a una mujer a la cama, su necesidad de obtener placer incluye el objetivo de lastimar, herir y destruir la vida de la mujer que ha engañado.

Mentir para tener sexo, es más que engañar para obtener placer sexual, es delito, igual que la violación se trata de una agresión sexual que configura un delito penal, peor aún las huellas emocionales se convierten en manifestaciones de estrés postraumático. 

Si eres hombre y engañas a una mujer para tener sexo con ella, piénsalo bien, porque esto te convierte en un agresor sexual lo aceptes o no.

Prepárate para Descubrir la Verdad

El Efecto Pinocho: 

La sensación de picazón en la parte superior de la cabeza, concretamente en el hemisferio derecho es tan fuerte, que rascarse es incontenible, con esto me refiero al término:

─Pica cuando mientes.

Rascarse la parte superior derecha de la cabeza es indicativo de mentira en la fase inicial, la piquiña se debe al aumento excesivo del neurotransmisor cortisol, más conocido como hormona del estrés en la corteza cerebral y principalmente en el seno frontal derecho.

Expresión de Culpa y Vergüenza: 

Inclinar la cabeza hacia abajo y rascarse en la parte superior derecha, tiene el significado emocional de sentir culpa, de otro lado, rascarse la frente es la reacción propia de la vergüenza y surge la activación del pensamiento consciente, esto sucede como consecuencia de una regulación en la producción de cortisol, donde su aumento está sectorizado en el seno frontal derecho, con niveles muy bajos pero acumulados en una zona específica del neocórtex, durante la tercera fase de la mentira.

Mentir Vs Sentir Ira: 

La ira está definida como una de las 5 emociones universales, es decir, instintivas y automáticas, podemos expresar esta emoción en niveles dañinos para nosotros mismos y para los demás, mientras se produzca el secuestro amigdalino y la amígdala cerebral este totalmente activa.

Las microexpresiones faciales al experimentar ira son:

  1. Ceño fruncido y cejas unidas hacia abajo
  2. Mirada fija y enfocada hacia quien nos causa enfado
  3. Labios apretados con visible fuerza
  4. Movimiento de empuñar las manos como acción secundaria

Si confrontas a tu pareja acerca de las mentiras que te dice y expresa estas microexpresiones, comprenderás que la manifestación de ira en su rostro confirma que te engaña.

Culpa y Frotar los Dedos: 

El aumento de noradrenalina y la baja de serotonina son factores concluyentes del sentimiento de culpa, motivando la necesidad de realizar el movimiento específico de frotar ambos pulgares hacia arriba y hacia abajo. (Frotar no rascar, es un movimiento sutil, aunque evidente).

Estas son algunas de las microexpresiones faciales y movimientos corporales que se han investigado a través de los estudios de neurociencia, epigenética y genética conductual descritos en el Libro la Ciencia de la Infidelidad.

Para ayudarte a descubrir la infidelidad de tu pareja, aquí se describen 10 señales del comportamiento biológico que demuestran el engaño, y propician la reflexión acerca de qué haremos con la verdad.

10. Señales Biológicas de Infidelidad: 

El comportamiento biológico de los seres humanos deja escapar movimientos corporales y señales biológicas de la conducta de infidelidad, algunas de las reacciones comunes para identificar a quien está teniendo una relación paralela con alguien diferente a su pareja son:

a). Sonrisa espontánea e incontrolable después de hablar por teléfono

b). Suspirar profundamente sin razón aparente

c).  Tocarse la barbilla al estar sentado

d). Morderse los labios al estar en posición reflexiva

e). Demorarse en la ducha más de lo habitual

f). Cuidar esmeradamente la apariencia física

g). Cambiar la forma de vestir

h). Incrementar la actividad física y/o hacer dieta

i). Poco apetito

j). Insomnio

k). Dificultades para concentrarse y estar distraído con frecuencia.

En «La Ciencia de la Infidelidad», te muestro el recorrido por los aspectos científicos que intentan definir la predisposición genética, fisiológica y neuroquímica del comportamiento biológico, cuando se tienen conductas proclives a la promiscuidad e infidelidad, sin embargo, es de vital importancia comprender que: “La genética predispone, pero, no determina, es la decisión personal lo que define la conducta”.

Artículo basado en el Libro La Ciencia de la Infidelidad.

Dávila Bejarano, Adriana. (2020). La Ciencia de la Infidelidad. ¿La Infidelidad está en el Cerebro, en los Genes o es una Decisión?  Independently Published Amazon

error: Content is protected !!